Noticias

Chile inicia vacunación contra el COVID 19 en personas con VIH

Un documento que instruye a la vacunación contra el COVID-19 de personas con VIH fue publicado esta semana por el Ministerio de Salud de Chile. Aunque no estuvo exenta de polémica por su potencial vulneración de la confidencialidad, la medida reconoce la importancia de resguardar la salud y bienestar de las personas con VIH.

Un importante documento fue dado a conocer por el Ministerio de Salud, en el cual instruye la vacunación contra el COVID 19 en personas con VIH, la medida, aunque fue muy bien recibida por diversas organizaciones, ya que reconoce la importancia de resguardar la salud y bienestar de las personas con VIH, no estuvo exenta de polémica por solicitar la emisión de un certificado, que en opinión de algunos activistas y líderes comunitarios atentaría contra el principio de confidencialidad de los diagnósticos, previsto en la ley del Sida.

El instructivo del Ministerio de Salud, emanado de forma conjunta por las Subsecretarías de Salud Pública y Redes Asistenciales, fue ampliamente difundido en los servicios de salud del país, y recibió críticas de algunas organizaciones y personas con VIH, quienes denunciaron escasa participación comunitaria en su elaboración e implementación y que no considera el principio de confidencialidad que señala la Ley de SIDA (Ley 19.779), vulnerando el derecho de las personas con VIH. Según denuncian las y los activistas, obligaría a revelar el diagnóstico. En términos exactos el documento señala que las personas con VIH deberán presentar una orden emitida por profesionales del Centro de Salud que señale como diagnóstico GES 18.

El personal de salud fue el primer grupo en ser inmunizado.

A propósito de la publicación, la Fundación Sida Maule recordó a través de sus redes sociales que “la ley garantiza que todas las personas que viven con VIH, deben tener asegurada la confidencialidad, respecto a su diagnóstico”, la organización, que acoge a personas que viven con VIH en el Centro sur del país, señaló con preocupación “resulta llamativo que el Ministerio de Salud solicite un certificado que establezca este diagnóstico, fuera del ámbito de aplicación de un centro especializado de atención, lo que no se condice con las garantías establecidas en la Ley”; de la misma forma, la ONG consideró improcedente dicho certificado, considerando el actual escenario sanitario que vive el país;  “muchos de los centros de atención de VIH se encuentran con un acceso limitado a las prestaciones de salud, producto de las medidas de confinamiento por cuarentena obligatoria, solicitamos una revisión y aclaración inmediata”, precisaron.

Por su parte, Víctor Hugo Robles, activista comunitario en VIH, en diálogo con Corresponsales Clave, señaló tajante: “nos preocupa e irrita que después de tantos años de lucha, conocimiento e información, leyes y trabajo asociativo de las organizaciones de personas viviendo con VIH, las autoridades del Ministerio de Salud, insistan en desconocer, la importancia de escuchar y validar la participación activa de las organizaciones y de las comunidades directamente afectadas por el VIH, especialmente en un tiempo de crisis sanitaria, que exige e invita a trabajar juntos para buscar soluciones efectivas y consensuadas en la respuesta al VIH en el país”.

En la misma línea, se manifestó Vasili Deliyani de Fundación Diversifica, quien, en entrevista publicada en un medio electrónico, cuestionó a las autoridades por el poco apego a la legislación: “El Estado está siendo brutalmente negligente, en especial el Ministerio de Salud, al no ser claro con la información hacia las personas viviendo con VIH, como lo es con las personas adultas mayores, las fuerzas armadas y el personal de salud”, acotó.

El fuerte reclamo de las organizaciones con trabajo en VIH y activistas hizo retroceder a las autoridades del Ministerio de Salud, que a través de un correo electrónico, el día 4 de febrero, indicaron que no se requeriría un certificado del diagnóstico y bastaría con la declaración verbal de las personas de pertenencia a un grupo de enfermedades crónicas. Sin embargo, las organizaciones y activistas esperan un documento formal que retire la exigencia del certificado.

Este 3 de febrero, Chile anunció el inicio de la vacunación masiva.

Cabe señalar, que el país inicio un proceso masivo de vacunación contra el COVID-19 el 03 de febrero, con la distribución de 4 millones de dosis de la vacuna Sinovac; la inclusión prioritaria de las personas con VIH fue una medida anhelada, ya que se espera poder alcanzar a las más de 71.000 que viven en el país, de acuerdo a la información oficial disponible por parte de la Ministerio de Salud.

En relación, al proceso de vacunación, ONUSIDA publicó el pasado 12 de enero de 2021 un documento sobre las personas con VIH y las vacunas contra el COVID-19. En el cual, puntualiza que las dosis contra el coronavirus aportan los mismos beneficios que para el resto de individuos. Esto quiere decir que la inoculación ayuda a prevenir los casos graves de infecciones por el virus SARS-CoV-2, causante del COVID-19, y también reduce la transmisión. “A pesar de todo, hasta que los niveles del virus no hayan caído a cifras muy bajas entre la población, todo el mundo debería seguir adoptando las medidas de prevención contra el virus SARS-CoV- 2 (distanciamiento físico, lavado de manos frecuente y uso de mascarilla) aún después de haber recibido la vacuna”, destacó la agencia especializada de las Naciones Unidas.

En este sentido, las organizaciones en Chile, a pesar de las diferencias mantenidas con el Ministerio de Salud, realizaron un llamado a las personas con VIH a informarse, exigir el cumplimiento de sus derechos y acceder a la vacunación cuando les sea ofrecida.

País: Chile

Acerca del autor

Michael Diaz

Activista - Promotor de los Derechos Humanos | Chile
Organización: Coordinadora Nacional de Atención del VIH/Sida

Activista y promotor de los Derechos humanos, fundador de la Coordinadora Nacional de Atenciòn del VIH/Sida.

3 Commentarios

Click aquí para publicar un comentario

  • Esto es mentira de Michael Diaz y Víctor Hugo Robles, ya que si hay información y las organizaciones que nos interesan este tema de la vacuna hemos recibido las indicaciones tanto en papel o vía remota, estos dos personajes está haciendo alarma pública poco ética y creo que les debe dar vergüenza, de qué manera la editora de corresponsales claves no verifica si la noticia es mentira o es verdad, este error se puede transformar en un horror

    • Estimado Willy,
      La información vertida en la nota es cierta y verificada.
      Las personas que hacen la denuncia, reconocen que hubo participación, pero que esta no fue amplia.
      De las discrepancias y discusiones vamos construyendo un mejor sistema de salud.

  • Hola a todos.
    Con el respeto que se merecen considero que una gran idea seria comenzar a buscar herramientas considerables y útiles para sancionar rigurosamente la vulneracion de la privacidad y la serofobia para así avanzar. No puede ser que un después de tantos años, estemos escondidos por miedo al rechazo, la persecución o la vulnerabilidad de nuestra privacidad.
    Las mayorías de las discusiones entre nosotros, solo demuestran que se nos desunen para gobernar para algunos.
    Que tengan un buen día!