Noticias

Irregularidades en la convocatoria de CENSIDA generan descontento en México

¿Fortalecimiento de las organizaciones de la sociedad civil y de la respuesta al VIH/SIDA en México? ¿O adjudicación según intereses personales? Hace tres años se hizo una revisión de las convocatorias anteriores para corregir las fallas. Ahora, las fallas se presentan más evidentes. La sociedad civil ha pedido explicaciones.

Dañado, viciado y erróneo. Estos fueron algunos de los adjetivos que miembros de las organizaciones de la sociedad civil de México han manifestado con relación al proceso de asignación de recursos de la convocatoria pública lanzada por el CENSIDA para el fortalecimiento de la respuesta en prevención de la sociedad civil ante el VIH/SIDA e ITS 2011.

De acuerdo con representantes de diversas organizaciones, las irregularidades se presentaron en el proceso mismo, pero también en el mecanismo de evaluación y en los criterios de aplicación de los recursos públicos.

Un proceso poco claro y transparente, en el cual se permitió la aplicación de organizaciones con fincación de responsabilidades, y cuyos proyectos (0209 y 0260) resultaron financiados, causó gran descontento en México. Por tratarse de un procedimiento en línea con un software nuevo, muchas organizaciones duplicaran folios y se rebasó la cantidad estipulada de 300 aplicaciones acordada previamente. Además, se dio una prórroga de 24 horas para seguir ingresando los proyectos. Todo esto generó desconfianza respecto a la convocatoria 2011.

Los líderes entrevistados por Corresponsales Clave también señalaron lo oscuro del mecanismo de evaluación, que este año no ha sido aclarado por el Centro Nacional para la Prevención y el Control del VIH/SIDA en México (CENSIDA). No se ha dado a conocer la lista de los evaluadores y, como nos comentó el representante de una organización que ofrece cursos en derechos humanos, tampoco se ha anunciado la calificación que los evaluadores asignaron a los proyectos presentados ni los comentarios que formularon (de todas formas esto no era una garantía pues existen organizaciones que en convocatorias anteriores recibieron comentarios que evidenciaban que los proyectos no habían sido leídos con atención).

Los criterios de aplicación de los recursos también fueron cuestionados: esta convocatoria no permitió la compra de pruebas de detección, cuando es una estrategia considerada fundamental para la atención oportuna y la prevención de VIH. En opinión de los entrevistados, pareciera que existe un veto o penalización sobre algunas organizaciones, mientras que algunos proyectos cuyos objetivos y estrategias no son claras, fueron financiados.

Ante esta situación, los vocales del Consejo Nacional para la Prevención y el Control del SIDA (CONASIDA) solicitaron al Secretario de Salud, Dr. José Ángel Córdova Villalobos, información sobre los resultados del dictamen de cada proyecto registrado en la convocatoria, con la finalidad de tener claridad sobre los criterios de selección; el nombre y perfil de las personas que conformaron el Equipo Asesor de Revisores de Proyectos (EARP), para garantizar las competencias y objetividad de las personas que dictaminan; y los mecanismos, etapas, y procesos de evaluación, así como la existencia de manuales o guías para los dictaminadores.

Asimismo, solicitaron aclaración sobre los proyectos aprobados a organizaciones con fincación de responsabilidades, y sobre los proyectos 0342 y 0061, que no cumplen con los lineamientos de la categoría 3. Cabe mencionar que de los vocales firmantes de esta solicitud, tres cuentan con proyecto financiado a través de la convocatoria 2011 de CENSIDA, como nos lo comentó Gerardo Cabrera, de la Red Mexicana de Personas  que viven con VIH/SIDA.

El descontento se ha manifestado también por parte de organizaciones con gran trayectoria y experiencia: “Este año mejoramos nuestro proyecto con relación a los que en años pasados ya habían sido financiados, y extrañamente ahora no estamos en la lista de proyectos financiados”, señalaron los líderes de una organización que trabaja temas de sexualidad con jóvenes y sus familias.

Toda esta controversia ha preocupado a los líderes de las organizaciones de la sociedad civil, sobre todo teniendo en cuenta la presencia del Fondo Mundial en México, ya que podría generar desconfianza sobre los procesos de aplicación del Fondo y la posible inhibición de la participación de la sociedad civil en los procesos del Fondo Mundial. Incluso existe descontento por el hecho de que organizaciones que reciben recursos del Fondo también los podrían estar recibiendo por parte de la convocatoria de CENSIDA.

Martín Luna de CAPPSIDA fue autocrítico al reflexionar sobre la pasividad que han mostrado las organizaciones mexicanas, y las llamó a organizarse para actuar, para vigilar los procesos. “Deberíamos trabajar de manera conjunta y avanzar en que se corrijan las fallas del proceso para que sea más claro y transparente. Debemos seguir en una línea de colaboración y respeto al trabajo y la independencia de la sociedad civil y generar procesos que fortalezcan la respuesta en prevención desde la sociedad civil, para generar un impacto que disminuya la incidencia de nuevos casos”, comentó.

País: México

Acerca del autor

Andoni Bello Lanestosa

Ciudad de México, México

Andoni Bello Lanestosa tiene 29 años, nació y vive en la Ciudad de México y es parte del Equipo de Corresponsales Clave desde 2009. Es Licenciado en Comercio Internacional, estudió la Maestría en Administración y el Diplomado “Teoría y Práctica de las Organizaciones de la Sociedad Civil con trabajo en Disidencia Sexual y VIH/SIDA en México”.
En 2006 fundó el proyecto TRI GAY que es una organización que mediante la práctica del fútbol, ayudar a crear una sociedad más justa y libre de discriminación, promoviendo el ejercicio de una sexualidad responsable y el respeto a las diferentes opciones de diversidad sexual y expresiones de identidad de género.
Desde esta organización ha desarrollado y ejecutado campañas, eventos y talleres de prevención de VIH/SIDA y de promoción de los derechos de la población LGBTTI.
También fungió como Presidente del Comité Organizador del Campeonato Mundial IGLFA México 2012.

6 Commentarios

Click aquí para publicar un comentario

Responder a MARTIN LIRA Cancelar respuesta

  • Espacios viciados: ¿Salud, Sida y/o Poder?

    Se considera “Espacios Saludables” a diversos grupos donde concurren personas para articular con otros, obtener herramientas de conocimiento, etc.

    ¿Qué pasa cuando en estos espacios los objetivos se… estereotipan, los roles se rigidizan, instalándose acciones e intereses no colectivos y tornándose expulsivos?
    Creo que el diseñar estrategias de cambio, como la Es importante la incorporación de otros conocimientos, para el empoderamiento a través de la educación formal e informal, como herramienta de recambio democrático y transformación de los grupos en “grupos operativos” La movilidad de cargos promueve espacios saludables con crecimiento individual y grupal.

    Liderazgo: Trabajar la formación de nuevas generaciones de líderes sociales para garantizar la representatividad de todos los sectores. Puede haber conflictos entre liderazgos y poderes. El liderazgo y el poder caminan juntos, esto puede ser usado de formas diferente, puede ser colectiva, individual o de unos pocos, aquí deja de ser liderazgo.

    Vínculos más saludables, espacios mas saludables:
    La calidad vital de un vínculo, que permite un ida y vuelta, que permite la comunicación, que permite un reposicionamiento de los interlocutores, de un vínculo o fracturado o dilemático o que implica algún grado de sufrimiento para alguno de los integrantes que conforman ese vínculo.

    Algunas organizaciones se conforman con el objetivo de lograr una forma de vida. Interactuar con proveedoras de recursos de financiación, transformándose en empresas familiares o de unas pocas personas, sin impacto sobre la comunidad. No operando sobre el crecimiento de las personas. Tiende a reproducirse relación: dominador-dominado, inclusión-exclusión criticada muchas veces por estos mismos espacios. Disminuye la participación dentro de los mismos, no ofreciendo respuesta a su problemática real.

    Se observa crisis en mucho de estos espacios, replicación de modelos discriminatorios, convirtiéndose en espacios viciados. Falta de renovación, naturalización y resistencia al cambio en los estamentos ejecutivos. Aumento el número de redes y ongs, creadas por crisis internas no resueltas o por financiamiento económico. Evidenciando la desinformación de la comunidad de estos espacios y el trabajo de estas instituciones.

    Pichón Reviere tiene una noción de que “sano” y “enfermo” son conceptos sociales. Cuando el piensa la enfermedad como conducta desviada, él en realidad está pensando no en una desviación de tipo moral, sino en una desviación en función del consenso social. O sea que cada sociedad tiene una noción de lo que es sano, y tiene una cierta tolerancia a un grado de desviación de esa norma, que es un margen de lo considerado normal. En una época la sífilis era no solo una enfermedad física sino moral, hoy es el sida.

  • Me parece muy acertada decisión de poder hacer notar la situación se sufre el CENSIDA con la falta de transparencia y los criterios para la asignación de recursos federales. Por, otro lado no creo que sea ético “periodísticamente hablando” cierta información. Y tratar de impulsar una solución o en su caso ser más neutro. – OK.

  • Es raro leer hablar de corrupción en la convocatoria de censida a uno de los que en la administración pasada les dieron recursos por un proyecto totalmente mal hecho, algunos puntos:
    La metodología que usara para su proyecto:
    “La que nos dio capacitación Censida” (nunca explico cual era)
    Metas
    “10 talleres o platicas lo que se pueda”
    Y podríamos seguir analizándolo, y a la luz de la lógica de un proyecto no tenía ningún elemento para ser financiado, esta información de su proyecto del Trigay se puede pedir vía http://www.infomex.org.mx y podrán verificar que quien ahora escribe de corrupción más bien debería escribir desde la administración anterior de censida, la cual todavía dictamino su proyecto de el trigay, que aparte se autodenomina Selección Nacional cuando no cumple ningún requisito para ello, ya que no hizo selectivos delegacionales y municipales, estatales y el nacional, es ridículo ver como alguien que recibió dinero sin un proyecto bien elaborado, ahora se queja de que hay corrupción en el censida, yo no sé si haya o no corrupción en la selección de proyectos, yo hablo por el mío, puede ser solicitado y pedido por la misma vía, y yo es la primera vez que recibo un recurso de esa institución, y no soy amigo de ningún funcionario de esa institución y metí en esta y la otra administración y no me dieron hasta ahora, pero es indignante por eso escribí que la persona que ha metido uno de los peores proyectos elaborados en censida y le dieron el dinero ahora los critique, por cierto creo que pediremos sus informes y demás para ver que se hizo.

  • ASI ES, LA ASOCIACIÓN EN LA QUE PARTICIPO (SETAC-GLBT VALLARTA) HIZO SU POSTULACIÓN DE PROYECTO, PERO EL SOFWARE FUE UN TANTO CONFUSO, ESPECIALMENTE A LA HORA DE PONER LOS FINANCIAMIENTOS. NO ES NADA CLARO Y PARECE QUE ES ALDREDE PARA NO PODER PARTICIPAR DE LOS FONDOS.. TENEMOS SERIAS DUDAS AL RESPECTO!

  • Estimad@s lectores,
    Agradecemos sus comentarios. Atento a los temas planteados por este artículo y por los comentarios que estamos recibiendo, nos encontramos trabajando en profundizar una investigación sobre los hechos mencionados. Estamos conversando con el CENSIDA con el fin de poder reflejar en este medio la posición oficial a la brevedad posible.
    Nuestra política es publicar todos los comentarios, sin embargo esta incluye editar aquellas partes que el equipo editorial considera agraviantes tanto para nuestro equipo como para cualquier persona u organización mencionada.
    Saludos

  • Gracias a todos por sus comentarios, todos sirven para mejorar. Importante comentar que en todo el artículo la palabra “corrupción” no se utilizó una sola vez.
    El objetivo de este artículo y de Corresponsales Clave es dar voz a los actores en el tema de VIH/SIDA, y así se hace, hablando de quienes trabajan desde las OSC y desde las instituciones. Todo para mejorar, para que el trabajo en prevención, atención y tratamiento de la pandemia se realice con mayor efectividad.
    Gilda, muy interesante el texto, da mucho a reflexionar.