Noticias

Perú: sociedad civil se pronuncia por entrega de tratamientos incompletos para tuberculosis

El Observatorio Nacional de Tuberculosis del Perú hace un llamado de alerta ante el desabastecimiento de etionamida, fármaco necesario para el tratamiento de la Tuberculosis Resistente, en un hospital del Seguro Social de Salud (ESSALUD).

El 23 de junio, el Observatorio Social de Tuberculosis Perú (OBSERVA TB) publicó un pronunciamiento en el que menciona haber detectado el desabastecimiento del fármaco etionamida, utilizado en el tratamiento de personas afectadas de tuberculosis (PAT) multidrogoresistente en el Hospital Edgardo Rebagliati de la Seguridad Social.

Con el fin de conocer más sobre los motivos de este pronunciamiento, nos comunicamos con Silvia Esquivel, Secretaria Técnica del Observa TB, quien nos indica que “el Observatorio, en cumplimiento de su función de Vigilancia Social, busca llamar la atención y demandar que las autoridades de EsSalud (Seguridad Social), Ministerio de Trabajo y del Ministerio de Salud garanticen una atención integral y oportuna para las personas afectadas por tuberculosis; el tratamiento completo es parte de esta atención, fundamental en la recuperación de la persona afectada. Esto es un derecho de estas personas”.

Silvia añade que “en este documento estamos pidiendo a EsSalud que garantice de manera inmediata la sostenibilidad en el abastecimiento de etionamida y de los demás medicamentos para las PAT; al Ministerio de Trabajo, asegurar que el Seguro Social de Salud (EsSalud) cumpla con las normativas vigentes para el tratamiento de las PAT y que se conforme una mesa de trabajo entre el Ministerio de Salud, Ministerio de Trabajo -EsSalud y la sociedad civil, para analizar la respuesta ante la tuberculosis que vienen implementando e identificar puntos críticos en la atención para su resolución”.

Como se señala en el pronunciamiento, el tratamiento incompleto puede traer consecuencias graves sobre las PAT, ocasionándoles resistencia al tratamiento o fracaso al mismo con el consiguiente deterioro de su estado salud y, potencialmente, la muerte.

Aunque EsSalud (según menciona el pronunciamiento) pudo obtener el medicamento a través de un “préstamo” del Ministerio de Salud, que si ha estado distribuyendo este medicamento sin interrupción, esto no garantiza que al término de la cantidad prestada no se vuelva a repetir esta situación que perjudica a las personas que atraviesan esta enfermedad y que están en tratamiento.

Para conocer la perspectiva de las personas afectadas que no recibieron el medicamento, pudimos obtener el testimonio de una de ellas quien nos comentó: “No me dieron el medicamento más o menos tres meses, tanta era mi angustia que estaba dispuesta a mudarme a otro país o donde pudiera tener un tratamiento de forma continua, también pude averiguar que podía comprar este medicamento afuera pero el problema era como los ingresaba en el país. (…) En farmacia simplemente me dijeron ‘no hay’, que ‘se ha acabado y que me iban a comunicar’; me dieron un número para llamar, yo llamaba frecuentemente y no me daban razón, simplemente me decían que no hay. Nunca me dijeron cuánto tiempo iba a esperar, simplemente que esperara y que pronto iba a recibir mis medicamentos”.

Esta persona, de alrededor de 40 años, contó también que sintió mucha incertidumbre y angustia frente a esta situación:  “estos medicamentos, al ser un esquema más complejo, al no tomarlos uno puede ir agarrando ciertas resistencias, en verdad me sentía mal, no sabía qué hacer”.

A través de un préstamo se atendió la necesidad de los usuarios pero esta es solo una solución temporal: “hubo una solución temporal, ESsalud tuvo una donación del MINSA (…) que finalmente no van a solucionar el problema de raíz sino solo por un corto plazo, por uno o dos meses”, dice. “Esta enfermedad de Tuberculosis resistente es una lucha continua y todo esfuerzo que estamos haciendo pacientes, enfermeros y médicos no va a servir de nada si no se cuenta con la medicación completa”, concluyó el usuario.

Desde Corresponsales Clave hacemos un llamado al Ministerio de Salud como instancia rectora del sistema de salud peruano y a ESsalud, instancia del Ministerio de Trabajo, para que eviten situaciones de desabastecimiento de medicamentos y ante una eventualidad de emergencia, utilicen mecanismos alternos para garantizar que cada persona afectada de tuberculosis reciba su tratamiento completo de manera oportuna en el marco de una atención integral de salud que es su derecho refrendado por la normativa nacional como la Ley N° 30287 de Prevención y Control de la Tuberculosis en el Perú.

La tuberculosis (TB) es la enfermedad infecciosa que causa anualmente la muerte de cerca de 2 millones de personas en el mundo. Perú ocupa el primer lugar en América respecto a los casos de TB multidrogorresistente (TB-MDR) y TB extensamente resistente (TB-XDR); en el año 2020 el Ministerio de Salud reportó 24 296 personas con Tuberculosis en el Perú (4564 de ellas atendidas por Essalud) , 1174 de las personas afectadas en el país tuvieron TB MDR; sin embargo, estas cifras son mucho menores a las estimadas por la Organización Mundial de la Salud que señala que son 37 000 personas afectadas en el país y se atribuye esta brecha a las limitaciones en el acceso al sistema de salud debido a la pandemia de COVID-19.

País: Perú