Noticias

Polémica por antirretrovirales en Venezuela: desabastecimiento local versus donaciones al exterior

Venezuela envío a Nicaragua un donativo de medicamentos antirretrovirales valorado en 400 mil dólares, según informo oficialmente el secretario general del Ministerio de Salud (Minsa), Enrique Beteta. Por contraparte, Venezuela acaba de atravesar por un desabastecimiento de Kivexa (abacavir+3TC) que comenzó el 29 de Marzo y fue resuelto recién a finales de abril.

Según un artículo publicado en el diario El Universal el 19 de abril, este desabastecimiento podría haberse producido por el retraso del nuevo equipo del Ministerio de Salud en firmar la orden de compra, hecho que se agravó por la decisión repentina del presidente de la República, Hugo Chávez, de declarar toda la Semana Santa como no laborable. Esto retrasó aún más el trabajo del laboratorio encargado de importar y despachar el medicamento.

Esta no sería la primera vez que una situación similar ocurre en Venezuela. En noviembre ya se había producido un desabastecimiento de siete tipos de medicamentos antirretrovirales (Abacavir, Ritonavir, Fosampranavir, Atazanavir, Saquinavir, Trizivir y Viramune) y de varios fármacos para infecciones oportunistas. Este desabastecimiento duró hasta diciembre y afectó a un número importante de personas que viven con VIH en el país.

Con una diferencia de cuatro meses entre un desabastecimiento y otro, los motivos siguen siendo los mismos: desorganización y debilidades de la gestión de los Programas Nacionales de Sida, que hace imposible garantizarle una mejor calidad de vida a las personas que viven con VIH.

Mas allá de pensar en que estamos en un año de compromisos por el acceso universal, sería importante que los gobiernos profundizaran sobre el gran impacto que produce en una persona con VIH la interrupción de su tratamiento: dificultad para lograr la adherencia al tratamiento; preocupación, depresión y estrés con su consecuente disminución del sistema inmunológico; en usuarios menos concientizados puede producir confusión sobre la importancia de seguir el tratamiento; mayor cantidad de abandonos de terapias y resistencia viral, entre otras cosas. Sin mencionar lo que podría ocasionar en una persona en etapa SIDA.

Es un poco desconcertante para los venezolanos ver como se repiten las escenas de desabastecimientos, servicios de salud muy deficientes y consultas abarrotadas de personas, mientras, por otro lado, el Gobierno hace donativos a otros países.

Richard Rodriguez Gaerste

Equipo de Corresponsales Claves.

Venezuela, 3 de mayo de 2010.

País: Venezuela

Acerca del autor

Richard Rodríguez Gaerste

Richard Rodriguez Gaerste es odontólogo, tiene 28 años y trabaja activamente en la temática del VIH/SIDA.
Desde 2009 es representante en su país del Equipo de Corresponsales Clave de Latinoamérica y el Caribe.

Richard es Presidente de la Asociación Unidos por la Vida –ASUVIDA- y representante de jóvenes en la Red Venezolana de Gente Positiva. Además, es Punto Focal Nacional de la Coalición de Jóvenes en VIH/SIDA -GYCA- y mentor del E-curso “Towards Universal Access: Young People in Action”, desarrollado por The AIDS World Campaign, GYCA y la Youth Peer Education Network.

Richard ha desarrollado actividades para el liderazgo y la capacitación de jóvenes y ha dictado cursos y talleres de capacitación para profesionales de la salud en atención y manejo de pacientes con VIH/SIDA. Comprometido con el activismo en su país, participó en la construcción del informe UNGASS de Venezuela y otras consultas importantes a nivel nacional. Ha realizado el diplomado en Programación Neurolingüística y ortodoncia Interceptiva y actualmente está estudiando una maestría en Investigación Educativa.

1 Comentario

Click aquí para publicar un comentario

  • Excelente alerta, Richard, que debe actualizarse cada tanto a favor de la población afectada por el VIH. Te invito a leer y comentar el artículo “El lado humano del sida” en el blog http://raguniano.blogspot.com/ donde pronto será incluido otro tema interesante (la heteronormatividad). Un cordial saludo.