Noticias

Refrescante y esperanzador: Primer encuentro de redes regionales con la nueva directora ONUSIDA Latina

El 10 de febrero, en coordinación de Gestos y de La Comunidad Internacional de Mujeres Viviendo con VIH/SIDA (ICW), se realizó un webinario para presentar a la nueva directora ONUSIDA Latina, Luisa Cabal. Fue un evento emocionante, donde más de 160 activistas de la región se congregaron para escuchar a Cabal y su equipo*, y dar una primera perspectiva de sus demandas, inquietudes, prioridades, dinámicas, retos y oportunidades.

Mariana Iácono y Alessandra Nilo moderaron el encuentro que, entre el castellano y el portugués,  sirvió de plataforma para el intercambio.

En portugués y español se logró un importante intercambio entre sociedad civil y ONUSIDA.

En el discurso de Cabal, resaltaron las palabras estrategia, compromiso, liderazgo de las comunidades y política. En su voz: “Cuenten conmigo como una aliada para trabajar mano a mano con ustedes en estrategias que busquen los compromisos que hemos hecho el año pasado, ya sea la estrategia de ONUSIDA o la Declaración Política, para que realmente puedan hacerse una realidad. Ustedes saben, tanto como nosotros, cuales son esos compromisos políticos que se obtuvieron el año pasado. Entre ellos renovar una respuesta verdaderamente multisectorial con el liderazgo de las comunidades y la sociedad civil y el acceso equitativo a la prevención combinada con un enfoque en poblaciones clave y prioritarias”.

Sigue “Me comprometo a que reforcemos el compromiso político, técnico y financiero regional y nacional. También al fortalecimiento y al apoyo en el proceso de rendición de cuentas y de información estratégica centrados en la determinación de los datos, que nos permitan hacer una mejor incidencia política. Entre otros, apoyar las respuestas nacionales basadas en los derechos humanos y la igualdad de género (…) ¿Qué pueden esperar de mí? Una gran tenacidad y compromiso de no abandonar estas causas comunes, de hacer abogacía de manera persistente pero siempre buscar las maneras más estratégicas junto a ustedes para posicionar los temas”.

Siete años en ONUSIDA, trabajando derechos humanos, igualdad de género y el fomento y el apoyo al liderazgo comunitario. Además de 16 años en la sociedad civil en las luchas por el derecho a la salud, los derechos sexuales y reproductivos y la no discriminación hacia personas afectadas o viviendo con VIH respaldan a Luisa Cabal. “ Yo sé que estas luchas son de largo plazo, pero también reconozco la inmediatez, porque personas están muriendo, por lo que hay cambios urgente que necesitamos”, dijo.

Demandas, inquietudes, prioridades, dinámicas, retos y oportunidades fueron discutidas durante la reunión.

Entre compromisos de trabajo y una sentida presentación personal, transcurrieron los primeros momentos de la presentación de la directora. Luego, expresó tres reflexiones a la luz de su primer mes en ONUSIDA. En primer lugar, la centralidad de la articulación y el trabajo conjunto para perfilar una incidencia política estratégica de cara al 2030: “en un contexto complicado, cambiante, en medio todavía de una pandemia, tenemos que pensar estratégicamente como vamos a posicionar las metas del 2030 dentro de prioridades que cambian. Para ello necesitamos más que nunca un trabajo colaborativo ¿Cuál va a ser nuestra narrativa conjunta frente a los tomadores de decisiones, frente a aquellos que están desdibujando la lucha por el acceso a la salud y el VIH como una política prioritaria? (…) Necesitamos ejes para sostener una narrativa que le permita también a los gobiernos y tomadores de decisiones saber que estamos en la última milla, la milla más difícil de recorrer, pero tenemos que invitar a que los gobiernos sean parte de esta última fase del trayecto”.

En segundo lugar, mencionó la necesidad de revitalizar el papel catalizador de ONUSIDA. Entendiendo que esta agencia no maneja fondos propios, pero tiene una “voz poderosa y la plataforma de Naciones Unidas”. Como última reflexión, la directora volvió a mencionar a las comunidades y lo esencial de su liderazgo.

Luego de estas palabras, reflexiones y los compromisos manifestados. La sociedad civil de América Latina intervino, tanto por chat como con el uso de la palabra. En sus intervenciones, se dejaron ver felicitaciones y agradecimientos a Alejandra Corao, que fungió como directora interina desde marzo de 2021, con ella “comenzamos a tener el ONUSIDA que nos merecemos” -palabras de Elena Reynaga de RedTraSex-, además de demandas, inquietudes y propuestas.

Otoniel Ramírez,  secretario regional de la Red Centroamericana de Personas con VIH (REDCA+) resaltó que “uno de los mandatos de ONUSIDA es respaldar la movilización de recursos para que la sociedad participe de manera amplia en diferentes espacios de tomadores de decisiones (…) además de asegurar la inclusión de las personas a diferentes espacios. Esto lo menciono porque hay un deterioro de la confianza ciudadana frente a las instituciones”. Este tema es interesante porque está vinculado a “la cultura de la no denuncia” que impacta la respuesta al VIH y derechos humanos. El activista también mencionó los cambios de gobierno en la región, señalando que hay que asegurar acercamientos para poder poner en agenda los puntos de interés y hacer incidencia frente al desafío de transparencia que representa los datos abiertos en la región.

Luisa Cabal cumplirá el rol de Directora del Equipo de apoyo regional de ONUSIDA para América Latina y el Caribe.

En esa misma línea, Horacio Barreda, coordinador regional de la Red de Jóvenes con VIH para América Latina y el Caribe (J+LAC) agregó la importancia de tener una perspectiva de y para las y los jóvenes que, en su opinión, “lleva algunos retos que tiene que ver con el adultocentrismo estructural que marca la agenda y genera que a veces se subestime a los jóvenes, se les proponga actividades que ya están armadas, no se los invite al diseño de actividades y se acepten productos de una baja calidad porque se supone que los jóvenes no podemos hacer más”. De él surgió la apuesta por que ONUSIDA siga apoyando el desarrollo de los activistas jóvenes que “en el futuro sostendrán la respuesta al VIH”.

Marcela Romero, coordinadora regional de la REDLACTRANS, por su parte, hizo piel la lucha trans, comentando que “la comunidad trans necesita trabajar el tema de derechos humanos, el derecho a la identidad y generar una agenda en la región donde se hable de la violencia de género donde tenemos que estar incluidas todas las mujeres, toda la diversidad de mujeres”. También comento la importancia de incluir esta población en la agenda de financiamientos, mencionando que los países calificados como de rentas altas, como Uruguay y Chile, según datos del Banco Mundial, quedan fuera de las oportunidades de encontrar recursos. Romero mencionó que esta categorización tiene sus matices puesto que, aunque vivan en el mismo territorio las personas trans tienen siempre una renta “baja, baja, baja”.

Amira Herdoiza, vicepresidenta de Coalición Plus América Latina y el Caribe, habló de la importancia de las sinergias nacionales, regionales y transfronterizas y abogó por el trabajo de pares y el liderazgo horizontal; mencionando que “La problemática de la movilidad humana, los temas de violencia de género son fundamentales (…) Nuestros estados han dado respuestas homogéneas, excluyentes”.

Por su parte, Amaranta Gómez Regalado, coordinadora regional del Secretariado Internacional para Pueblos Indígenas y Afrodescendientes ante el VIH/SIDA, la Sexualidad y los Derechos Humanos. Comenzó su intervención con una pregunta “¿cómo tener una respuesta interseccional colaborativa?” y centró su comentario en la necesidad de la pertenencia cultural en tema en la respuesta al VIH.

Elena Reynaga, de la Red de Mujeres Trabajadoras Sexuales de Latinoamérica y el Caribe (RedTraSex) resaltó en su intervención que “para hacer la diferencia tenemos que estar todas y todos (…) para que nuestros gobiernos al vernos juntos tiemblen”. Igualmente, hizo mención al liderazgo de ONUSIDA “hoy pareciera que ONUSIDA va a ser mujer y eso me gusta muchocon Alejandra, comenzamos a tener el ONUSIDA que nos merecemos”.

Para cerrar, las intervenciones de la sociedad civil y redes regionales, Eugenia López Uribe directora regional de IPPF mencionó la necesaria vinculación entre los derechos sexuales y reproductivos y el VIH. Solo dos países tienen reportados en el informe de ONUSIDA la necesidad insatisfecha de mujeres con VIH (…) hace falta trabajar juntas, pensar juntas e intercambiar experiencias”.

El encuentro fue refrescante y esperanzador. La sensación general fue que tanto activistas como funcionarios y funcionarias formaban parte de la misma casa. Desde Corresponsales Clave esperamos que se mantengan las acciones concretas y significativas para las comunidades y poblaciones clave.

¡Manos a la obra!

*Luisa Cabal, Directora regional (CabalL@unaids.org);Alejandra Corao, Asesora Regional Servicios y Sistemas de Salud (coraoa@unaids.org); Guillermo Márquez, Asesor Apoyo Comunitario, DDHH, Genero (MarquezvillamedianaG@unaids.org); F Javier Arellano, Oficial de Juventud para la Oficina Regional  (ArellanoayalaF@unaids.org); Luis R. Tapia, asesor técnico para información estratégica (TapiaL@unaids.org); Mary Ann Seday, Asesora de información estratégica. Andrea Boccardi, directora de los países andinos (Perú, Bolivia, Ecuador y Colombia) (boccardiA@unaids.org); Celina Miranda, Manager país El Salvador (MirandaCe@unaids.org); Claudia Velásquez, directora de  Brasil (velasquezcl@unaids.org); Alberto Stella, Director Multipais (stellaa@unaids.org); Regina López De Khaled, Manager País Venezuela (lopezdekhalekr@unaids.org);  Hector Sucilla Guatemala, Nicaragua, Honduras (saliente), Marie Engle (entrante) (sucillah@unaids.org); Bethania Betances, República Dominicana (BetancesB@unaids.org); Ariadne Ribeiro Ferreira, Brasil (ribeiroferreiraa@unaids.org).

País: Latinoamérica

Acerca del autor

Constanza Armas

Psicóloga | Argentina
Organización:

Soy venezolana, migrante, feminista. Creo que la participación en los temas públicos de la sociedad civil organizada son la clave para una democracia verdadera. Creo en la libertad, por eso soy activista por los derechos humanos. Creo que todxs merecemos ser nombradxs, por eso intento tener mirada de género. Soy una indignada por los crímenes de lesa humanidad que ocurren desde hace años en Venezuela. Desde estos lugares escribo.

Añadir comentario

Click aquí para publicar un comentario