Covid-19 Noticias

Segunda reunión informátiva sobre la viruela símica (Monkeypox)

El pasado 30 de junio, Corresponsales Clave y la Plataforma VIH 2025 organizaron un webinario de la mano de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y ONUSIDA para exponer información actualizada y relevante sobre la viruela símica o Monkeypox.

La actividad abarcó diversos temas de interés, incluyendo información epidemiológica actualizada y psicosocial, lo que redundó en una experiencia informativa completa y muy útil. En principio, se habló de la evidencia científica y sanitaria a cargo de Pilar Ramón Pardo, del Programa Especial de Resistencia a los Antimicrobianos, Departamento de Enfermedades Transmisibles y Determinantes Ambientales de la Salud de OPS/OMS y Ruben Mayorga, jefe de la Unidad de VIH, tuberculosis, hepatitis e ITS de la OPS, en Washington.

La Dra. Pilar Ramón – Pardo presentó la situación del brote de la virueala símica.

Luego, se contemplaron aspectos psicosociales que han mostrado ser de amplia relevancia en el manejo de temas sensibles que se focalizan en una población en particular, en este caso la población LGBTQ+ y, en especial, los hombres que tienen sexo con hombres (HSH). Para hablar del estigma y la discriminación, estuvo Guillermo Márquez, asesor regional de Comunidades, Derechos hHumanos y Género de ONUSIDA para América Latina y el Caribe y Javier Hourcade activista, fundador y editor de Corresponsales Clave y coordinador ejecutivo de la Plataforma VIH 2025, quien mencionó la campaña “El silencio nos perjudica” y cerró la actividad con sugerencias y pasos concretos que han mostrado ser efectivos en el manejo de la información.

Ramón Pardo y Mayorga manifestaron que si bien la viruela símica se conoce desde la década de los 70, esta siempre estuvo contenida en África Subsahariana, ubicándose solo algunos casos foráneos de personas que viajaban fuera desde este territorio. Sin embargo, desde el 7 de mayo se comenzaron a registrar casos en Europa, con epicentro en Reino Unido; para el 21 de mayo había 109 casos registrados y para el 21 de junio, 1590 en diferentes países del mundo, lo que evidencia un aumento que merece atención. En la Región de las Américas, hubo un incremento de 79% de casos, principalmente en Estados Unidos y Canadá. El 59% de los casos tienen antecedentes de viaje y 41% restante no, lo que refiere que se está empezando a transmitir localmente a nivel nacional (para más información puede consultar el portal web de la OPS).

En cuanto a las características de las personas afectadas, Ramón Pardo mostró cifras que evidencian que el tramo de edad entre 30 y 40 años es el más afectado, aunque comienzan a aumentar los casos de 18 años y continúan hasta los 50 años aproximadamente. La dinámica de la transmisión es de persona a persona por contacto estrecho, incluyendo las relaciones sexuales. Adicionalmente, hay un factor diferencial entre ciertas poblaciones, puesto que en hombres que tienen sexo con otros hombres (HSH) la prevalencia es más alta y la transmisión muestra una tendencia a mantenerse, a diferencia de otros grupos y los patrones vistos en África.

Las pústulas son típicas en esta infección.

Si bien la viruela símica NO es una enfermedad exclusiva de HSH, lo que quiere decir que cualquier persona puede contraerla al entrar en contacto con alguien que tenga la enfermedad activa, es importante tener presente que la evidencia, hasta ahora, muestra que este grupo es más vulnerable.

La incubación del virus es regularmente de entre 7 y 14 días, pero puede varia de 5 a 21 días. Entre los síntomas más comunes resaltan las erupciones en la piel, malestar general con fiebre, dolores musculares y lesiones en la piel, especialmente, en el área genital y anal, por lo que se suele confundir con una ITS. Es importante resaltar que las lesiones pasan por diferentes estadios, que termina con una roncha que se cae al salir piel nueva; generalmente de evolución benigna.

Hasta ahora no hay fallecimientos registrados y la mayoría de los casos se pueden manejar en casa, con acompañamiento médico. Sin embargo, es de suma importancia acudir a especialistas de la salud porque puede haber algunas complicaciones como la proctitis dolorosa que puede ser invalidante y requerir analgésicos potentes; uretritis severa que genera dificultades para orinar; faringitis que provoca dificultades para tragar y sobreinfección bacteriana que puede ocurrir al rascarse o estar en contacto con agentes del medio ambiente para lo que se puede requerir antibióticos. Además, puede afectar más negativamente a personas inmunodeprimidas y a niños y niñas menores de 6 años.

En este sentido, algunas recomendaciones para las personas que tienen la sintomatología expuesta tienen que ver con recurrir a un especialista en salud, aislarse dentro de su hogar tratando de mantener distancia de las personas de su entorno, no mantener contacto con otros de ningún tipo (incluyendo contacto sexual, ya que el condón no ofrece protección para esta infección, aunque sí para otras ITS y el VIH) y mantener su área próxima lo más higienizada, ventilada y desinfectada posible, ya que el virus  puede quedar en los utensilios usados y en las sábanas. Otro aspecto central, tiene que ver con los apoyos psicosociales, debido a que se ha observado que las personas en aislamiento por viruela símica pueden sentirse decaídas.

Luego de la magistral actualización epidemiológica, Mayorga hizo énfasis en la necesidad de involucrar a organizaciones y personas más afectadas como HSH, mujeres trans y trabajadoras sexuales para responder a este brote, sobre todo, para maximizar el alcance de la información y minimizar el estigma. También hizo un llamado a contactar, informar y diseñar intervenciones desde las comunidades más afectadas.

En el terreno de la cuestión social, Guillermo Márquez mencionó que los medios de comunicación pueden distorsionar los hechos, realizando coberturas que pueden considerarse racistas y estigmatizantes. Al respecto dijo: “la evidencia habla (…) El daño del estigma y la discriminación lo hemos vivido desde hace más de 40 años y más recientemente con el COVID”.

El mensaje de Márquez deja claro que hay que evitar el estigma y la discriminación porque estas constituyen la barrera más importante a servicios e información. ONUSIDA, en consecuencia, con su meta de cero discriminación, invita a transmitir información basada en evidencias.

En esta línea, Javier Hourcade hizo referencia a la campaña “El silencio nos perjudica” dirigida especialmente a la población LGBTQ+ y que tiene profundas y sensibles connotaciones históricas y sociales. El ponente, manifestó que al conocerse que la viruela símica tiene una prevalencia mayor en HSH, buena parte de esta comunidad manifestó miedo al estigma y la discriminación, a repetir aquello de la “peste rosa” que cobró muchas vidas de manera concreta y simbólica en el pasado.

Hace 35 años se discutía sobre la pertinencia de informar a la comunidad LGBTQ+ sobre el VIH, por miedo a que se asociará con esta población. De esas experiencias que Hourcade rememoró, nació esta campaña que no le da tregua al silencio, pues sabe que solo aumenta la desinformación, el estigma y la discriminación, que hoy se manifiesta más violentamente en redes sociales.

Así, habló de los riesgos de relativizar la evidencia clara y concreta de que hay una alta concentración en una población de viruela símica en los HSH y que eso genera un alto grado de vulnerabilidad. Entre las intervenciones que han sido más oportunas resaltan aquellas focalizadas en las  poblaciones LGBTQI+ y de HSH, que incluyen la vacunación al personal de salud;  el uso de equipos de protección para el personal de saunas y hoteles; difundir publicaciones gráficas (imágenes concretas sobre las características tópicas de la enfermedad) para que pueda ser rápidamente identificada por las personas y la pertinencia de asocio de redes con servicios de ligues como Grindr.

En esta línea, se está haciendo y se anima a hacer, rastreo y vigilar de tendencias; estar atentos a quién, qué, dónde y por qué. Es importante desarrollar y difundir contenidos relevantes, adaptados y atractivos; ser receptivos a opiniones y experiencias directas; analizar datos; usar imágenes, videos, emojis para entender lo que la gente piensa, dice y hace.

No se puede modificar el comportamiento, pero se puede informar para que las personas tomen mejores decisiones”, afirmó Javier.

Esta reunión llamó la atención porque convocó a especialistas de altísimo nivel quienes lograron abarcar un repertorio de temas de salud desde  múltiples miradas y perspectivas, pero sobre todo, porque puso a las poblaciones clave en el centro.

Puede acceder al video completo de la sesión en el siguiente vínculo: https://www.youtube.com/watch?v=JIJlEnhxBmw&t=35s

 

País: Latinoamérica

Acerca del autor

Constanza Armas

Psicóloga | Argentina
Organización:

Soy venezolana, migrante, feminista. Creo que la participación en los temas públicos de la sociedad civil organizada son la clave para una democracia verdadera. Creo en la libertad, por eso soy activista por los derechos humanos. Creo que todxs merecemos ser nombradxs, por eso intento tener mirada de género. Soy una indignada por los crímenes de lesa humanidad que ocurren desde hace años en Venezuela. Desde estos lugares escribo.

Añadir comentario

Click aquí para publicar un comentario