Fondo Mundial Noticias

Una celebración triste: la recaudación del Fondo Mundial

La Conferencia del sétimo reaprovisionamiento del Fondo Mundial dejó emociones ambivalente. Por un lado, la alegría de haber alcanzado una suma histórica en las más de dos décadas de vida de esta asociación, y por otro, la tristeza de no haber alcanzado la meta prevista.

En su comunicado oficial, el Fondo Mundial celebra. Agradece principalmente a Estados Unidos, no solo por haber organizado la conferencia, sino por la donación de 6 mil millones de dólares para enfrentar el sida, la tuberculosis y la malaria.

Varios países aumentaron en 30% sus donaciones.

El Fondo también señala que el apoyo de los donantes “pretende salvar 20 millones de vidas, evitar 450 millones de nuevas infecciones y aportar nuevas esperanzas” para acabar con las tres enfermedades. “Esta inversión también reforzará los sistemas de salud y comunitarios para no dejar a nadie atrás y ser resistentes a futuras crisis”. En la voz de Peter Sands, director ejecutivo, agradece “la generosidad de todos los que se han comprometido a apoyar nuestra asociación. Con la intersección de tantas crisis mundiales, nuestros donantes comprenden que es más importante que nunca detener estas enfermedades mortales y proteger a todos, independientemente de quiénes sean o dónde vivan, de estas y futuras amenazas para la salud.”

Varios donantes aumentaron sus compromisos con el Fondo Mundial en un 30%, como se había definido debía ser el aumento de acuerdo al caso de inversión trabajado el año pasado. Canadá, la Comisión Europea, Alemania y Japón hicieron sendas donaciones. Francia y Suecia aumentaron significativamente su promesa. La nota preocupante la pusieron Reino Unido e Italia que decidieron dejar en suspenso sus compromisos por unas semanas, probablemente debido a los cambios en sus gobiernos.

El sector privado también aumentó sus donaciones, desde la Fundación Bill y Melinda Gates, la promesa de (RED) y otros socios como la Fundación del Fondo de Inversión para la Infancia y la Fundación Rockefeller. Además, que comprometieron apoyo adicional de recursos no financieros vitales. La lista completa de donantes puede verse en este vínculo.

Es sabido que la asociación con el Fondo Mundial, a través de los programas de salud que apoya, ha salvado más de 50 millones de vidas desde su creación en 2002, proveyendo servicios de prevención, tratamiento y atención a cientos de millones de personas. “Y lo que lo distingue de otras iniciativas de salud mundial es su compromiso de poner a las comunidades en el centro y avanzar en la equidad sanitaria eliminando las barreras relacionadas con los derechos humanos y el género”, dijo Lady Roslyn Morauta, vicepresidenta de la Junta Directiva del Fondo Mundial.

Sin embargo, tanta celebración no es compartida del todo por la Delegación de las Comunidades, que a través de un comunicado expresó “su profundo pesar por el resultado del proceso de reposición de recursos del Fondo Mundial”. Además, señaló: “Nuestro objetivo para este ciclo de movilización de recursos era de al menos 18.000 millones de dólares y, hasta la fecha, sólo hemos podido conseguir aproximadamente 14.250 millones. Nos sentimos avergonzados por haber fallado a nuestras comunidades, cuyas vidas dependen de estos recursos.”

Ya, durante la conferencia en Nueva York, Javier Hourcade Bellocq, en nombre de las comunidades afectadas y de la sociedad civil, había recordado que las comunidades afectadas por las tres enfermedades y la sociedad civil han estado en el centro de todo lo que el Fondo Mundial ha hecho desde el principio y que mientras los países cuentas su dinero, las comunidades cuenta sus muertos.

Si bien la Delegación de Comunidades de Personas que Viven con el VIH, Afectadas por la Tuberculosis y la Malaria (la Delegación de Comunidades) manifiesta su orgullo de ser parte de la asociación del Fondo Mundial y reconoce su inversión en salvar millones de vidas, también critica la ausencia de compromiso de los donantes con un caso de inversión integral aprobado por consenso y que requiere 18 mil millones de dólares para alcanzar los objetivos planteados para la nueva estrategia.

“Como Junta Directiva del Fondo Mundial, no debemos tomarnos a la ligera el incumplimiento de los objetivos de reposición actuales. Esto afectará gravemente a la vida, las esperanzas, las necesidades y los sueños de nuestras comunidades”, se lee en el comunicado.

También señala que, al no haber alcanzado la recaudación requerida, lo que tendrá un impacto en los programas a implementar y en el curso de la epidemia, en tres años se requerirá mucho más dinero si se pretende alcanzar los objetivos de desarrollo planteados para salud al 2030. “Si no mejoramos significativamente el resultado de esta conferencia de promesas de contribuciones, tendrá un impacto catastrófico en la vida de las personas. Aunque reconocemos que hay nuevas prioridades mundiales que compiten entre sí, incluidas las emergencias sanitarias, la misión de derrotar al sida, la tuberculosis y la malaria como amenazas importantes para la salud pública está lejos de cumplirse”, dice.

Aún hay tiempo de mejorar las donaciones, según la comunicación y los países pueden revisar sus compromisos y aumentar sus donaciones, de manera que puedan asignarse los recursos que los países necesitan en tiempo y forma.

Acerca del autor

Lídice López Tocón

VIH y Derechos Humanos | Perú
Organización: Corresponsales Clave

Licenciada en Psicología Social y con una fuerte vocación de comunicar la situación de la respuesta al VIH y en derechos humanos de las personas más marginalizadas en América Latina y el Caribe.

Añadir comentario

Click aquí para publicar un comentario