Noticias

Yo te creo Venezuela

Hace unos días las redes sociales ardieron en Venezuela y su nueva geografía transnacional, con los mensajes #yotecreo #nisolanimalacompañada que surgieron después de las denuncias publicas que han hecho algunas mujeres sobrevivientes a violaciones y acoso sexual por parte de músicos, escritores y artistas venezolanos.

La campaña #yotecreo #nisolanimalacompañada surgió hace unos días como respuesta a los testimonios de violación y acoso sexual de mujeres hacia Alejandro Sojo, Tony Maestracci y Willy Mckey, Juan Carlos Ogando, de Skena Teatro, y José Pepe Arceo, de Ant Producciones. Estos casos abrieron la puerta para que se multiplicaran las denuncias, se visibilizara esta problemática y se comenzara a hablar del tema desde el acompañamiento y la sororidad.

Tanto Alejandro Sojo, cantante del grupo de rock Los Colores, como Willy Mckey (ƚ), reconocido escritor, poeta y comunicador, admitieron haber cometido estupro ( sostener relaciones sexual con una persona mayor de 12 años y menor de 18, prevaliéndose de su poder o reconocimiento público). En los dos casos, la primera denuncia rompió el celofán, abriendo un abanico variopinto de manifestaciones de otras mujeres con las que los abusadores usaron los mismos procedimientos de seducción y abuso de poder. Por su parte, Tony Maestracci,  ex baterista de la banda Tomates Fritos, desmintió las acusaciones en su contra.

Mucho se ha debatido estos días sobre la normalización de la violación y el acoso en Venezuela. Esta era una discusión pendiente que finalmente se esta dando y se está fortaleciendo con diferentes iniciativas entre las que resalta el movimiento de mujeres artistas, creativas y líderes de la industria del entretenimiento venezolano contra la violencia de género Yotecreovzla que visibiliza testimonios de abusos, de todas las personas con independencia de su género autopercibido,  e intenta hacer de puente con lugares y espacios de atención y denuncia.

Algunas de las caras visibles de este movimiento son las artistas Laura Guevara y Ella Bric, y la activista Ariana González. En una reciente transmisión en vivo por Instagram, Ella Bric mencionaba que era importante conocer quienes estaban detrás de esa iniciativa  “queremos que la gente no se olvide del lado humano que esta detrás de todo esto, somos mujeres, somos artistas, músicas. (…) este espacio que estamos creando es para que al menos se abra la conversación”.

En palabras de Laura Guevara quieren denunciar y reflexionar frente a “prácticas normalizadas. ¿Por qué se está haciendo esto?: no es para cacería de brujas o de poner mujeres vs hombres. Este es un gran despertar, porque descubrimos que hemos normalizado prácticas en la vida cotidiana que no están bien y no respetan la dignidad humana. Nos encontramos una sociedad que no te respalda, que en lugar de poner la atención en la persona que comete la agresión la pone en la persona que sufre ese daño”.

Guevara continuó: “este movimiento que se está abriendo en el mundo aún no había llegado a Venezuela a pesar de que estoy segura de que lamentablemente es un país donde la violencia de género está absolutamente normalizada, y pasa de manera cotidiana. Un país donde se objetiviza a la mujer y donde se le cosifica a través de la belleza, ese maravilloso lema de ‘aquí en Venezuela reinan las mujeresy todas esas cosas. Si nos ponemos a pensar es una especie de cultura que permite que los abusos de distintos tipos y grados ocurran, muchas veces con la mirada cómplice y muchas veces desde la ignorancia.”

En el informe de la Asociación Venezolana para una Educación Sexual Alternativa se destaca que “en Venezuela no se cuenta con cifras oficiales sobre violencia contra las mujeres que permitan hacer un seguimiento global de la situación, ni precisiones con respecto a la caracterización, aumento o disminución de la misma. Sólo se cuenta con las cifras oficiales de femicidios reportadas por el Ministerio Público en los años 2015 y 2016 y con datos no oficiales recientes generados por organizaciones de la sociedad civil (Cotejo.Info, Utopix y Cepaz)”.

Frente al panorama de violaciones a los derechos humanos, la violencia cotidiana y el abandono institucional, las mujeres reaccionaron. Ariana González lo describe como “una cachetada que nos despertó a todas y buscamos la manera de articularnos (…) Esto apenas comienza (…) Ya hay ONG que hacen acompañamiento a la víctima”. Mostrando la necesidad de articularse con asociaciones y personas, mujeres, que tienen mayor experiencia y recorrido en estos temas.

Este movimiento, esta muy consciente del contexto que atraviesa el país. En un comunicado publicado en su cuenta de Instagram reflexionan: “¿cómo lograr el cambio en estas estructuras sabiendo que nuestro país atraviesa la peor crisis social e institucional de su historia? La respuesta siempre es la misma: el poder reside en nosotras y es hora de ejercerlo alzando nuestra voz, articulando y haciendo frente a la injusticia”

La verdad es que los movimientos de mujeres venezolanas llevan años tratando de hablar del tema y que ahora, gracias al poder de las redes sociales y los movimientos a nivel global, se está haciendo carne en el país caribeño. Así que, como bien dijeron las tres activistas en la transmisión en vivo: a los victimarios ya se les acabó la impunidad, las víctimas no están solas, pero necesitamos de la sociedad y su empatía.

#yotecreo

 #nisolanimalacompañada

Acerca del autor

Constanza Armas

Psicóloga | Argentina
Organización: Red Argentina de Mujeres que Vive con VIH

Soy venezolana, feminista. Creo que la participación en los temas públicos de la sociedad civil organizada son la clave para una democracia verdadera. Creo en la libertad, por eso soy activista por los derechos humanos. Creo que todxs merecemos ser nombradxs, por eso intento tener mirada de género. Soy una indignada por los crímenes de lesa humanidad que ocurren desde hace años en Venezuela. Desde estos lugares escribo.

Añadir comentario

Click aquí para publicar un comentario