Noticias

¿Carga Viral indetectable = Sexo sin protección?

La supresión viral reduce significativamente las probabilidades de transmisión del VIH pero no las elimina; sin embargo las interpretaciones de esta información podrían comprometer el uso consistente del preservativo y las estrategias de prevención del VIH tanto primaria como secundaria.

Desde hace algunos años las evidencias científicas posicionan al tratamiento antirretroviral como método de reducción de nuevas infecciones por VIH, lo que ha dado origen a la frase: “tratamiento como prevención”.

Para entender mejor el contexto, debemos remitirnos obligatoriamente a diversos estudios clínicos, entre ellos el HPTN 052, que demostró que el suministro de tratamiento antirretroviral (TARV) reduce la transmisión de la infección en parejas heterosexuales y que su inicio temprano aporta un beneficio clínico al paciente. El estudio PARTNER complementa los hallazgos, tomando en consideración a parejas del mismo sexo.

Estos hallazgos dieron origen a secciones orientadas a parejas serodiscordantes dentro de las Guías de TARV de los países del norte y poco a poco han ido introduciéndose en la práctica de algunos países de América Latina, así también se ha sustentado la recomendación de iniciar tratamiento cuando el conteo de CD4 se encuentre por debajo de las 500 células por milímetro cúbico de sangre. Estos dos cambios apoyan las recientes metas 90 – 90 – 90.

El estudio HPTN052 concluye que el tratamiento antirretroviral reduce en un 96% las probabilidades de transmisión del VIH, cifras que inciden en las relaciones interpersonales de las personas que viven con el virus y además visibilizan a nuestros gobiernos la necesidad de garantizar acceso oportuno, sostenido y universal al tratamiento.

Por su parte, el estudio PARTNER, publicado recientemente en la Conferencia sobre Retrovirus e Infecciones Oportunistas, amplía y completa la afirmación del primero. En este participaron tanto parejas homosexuales como heterosexuales y deduce que la supresión viral se traduciría como mínimo en un 95% de probabilidad de no transmisión de la infección por VIH.

Teniendo en cuenta los prometedores resultados de estos estudios, es importante considerar algunos espacios vacíos que deben ser expuestos. En el primer estudio solo participaron parejas serodiscordantes heterosexuales, y es necesario considerar que es mayor el riesgo de infección por sexo anal que por sexo vaginal; además las parejas fueron educadas sobre métodos de prevención frente al VIH, sólo fue reportado un 3% de relaciones vaginales sin protección y no discriminó entre sexo anal y vaginal.

Este estudio tampoco determinó la frecuencia de las relaciones sexuales ni el tipo de práctica sexual, ni consideró las posibles infecciones de transmisión sexual. En las pocas relaciones sexuales sin condón determinadas, mayormente era la mujer la que vivía con VIH, y es conocido que el riesgo de infección es mayor para las personas que son penetradas y menor para las personas que penetran.

En el segundo estudio, algunas parejas adquirieron infecciones de transmisión sexual, entre ellas sífilis y gonorrea, por no hacer uso del preservativo; no sólo se trataría entonces de la protección de la transmisión del VIH, sino de protegerse durante el acto sexual para evitar la reinfección y coinfección, o prevenir un embarazo no deseado.

También es importante señalar que durante ambos estudios, las y los participantes positivos se encontraban bajo un estricto seguimiento clínico que confirmaba una muy buena supresión viral, situación que no sucede en la vida real.

Si bien ambos estudios aportan un gran beneficio a la respuesta al VIH, es importante señalar que se trata de estudios clínicos, rigurosamente controlados, por lo que sus resultados deben ser tomados con cierta moderación. En ocasiones, los resultados de los estudios pueden ser malinterpretados por las personas que se encuentran con los resultados e incluso por las mismas personas con VIH en tratamiento, quienes podrían considerarse seguras de dejar de usar el preservativo, siempre en la consideración que la protección es una responsabilidad compartida.

La política preventiva debemos seguir recomendándola con el uso consistente del preservativo, ya que nadie puede asegurar que las cargas virales sean permanentemente indetectables ni que el tratamiento como prevención alcance a toda la población , entiendo que son políticas que no se contraponen ni excluyen y todos los países debieran buscar estrategias para poder fortalecer ambas”, comentó a Corresponsales Clave Carlos Falistocco, Director Nacional de VIH de la República de Argentina y Presidente del GCTH.

Aún cuando Falistocco es claro en que tanto el uso del condón como el tratamiento antirretroviral son complementarios, el discurso que se oye en algunos activistas muestran que los hallazgos de estos estudios han sido malinterpretados y se ha asumido que el simple hecho de que una persona con VIH se encuentre en tratamiento, “elimina” el riesgo de la transmisión.

Hace poco discutí sobre este tema con un joven activista que vive con VIH y me manifestó lo siguiente: “Yo pregunto ¿Usamos condón? muchos me responden que no, y yo hago caso a su respuesta (…), no debo sentir culpa por algo que no me hace ni peor ni mejor persona. (…) además mi adherencia es excelente, más tiene riesgo una persona de infectarse en una transfusión de sangre que acostarse conmigo.”

Esta respuesta sorprende y evidencia la distorsión que hubo de la información. Cabe destacar que este comentario no debiera traducirse tampoco en una intencionalidad de transmitir la infección, que es el argumento usado por algunos para crear leyes nefastas que criminalizan la transmisión del VIH.

Tal vez una gran parte de personas con VIH ignoran que la carga viral no es estable durante el tratamiento antirretroviral, y que es importante utilizar preservativo en las relaciones sexuales para reducir el riesgo de la transmisión.

Cabe cuestionarnos cómo transmitimos de forma adecuada la información para evitar malos entendidos.

Las personas con VIH pueden reservarse su estado serológico si así lo desean, es su derecho, pero la responsabilidad del uso del condón es compartida, y en ella deben tomar parte todos los involucrados en una relación sexual -sin pensar quien tiene más o menos responsabilidad-, y tanto personas seropositivas como seronegativas debieran pensar y reflexionar sobre ello.

En resumen, ni la adherencia al tratamiento ni una carga viral indetectable eliminan el riesgo de transmisión del virus, y tampoco previenen la reinfección o coinfección. Las evidencias científicas deben ser evaluadas desde una mirada integral, considerando todos los factores que entran en juego.

Nota del Equipo: Estudios posteriores demostraron que las personas con carga viral indetectable no transmiten el virus. El autor de la nota ha escrito también un comentario al respecto.

País: Venezuela

Acerca del autor

Carlos Araque

Venezuela

Carlos Araque, es un joven activista de Venezuela, estudiante de Arquitectura y trabajador social en la temática de Derechos Humanos, con énfasis en juventud, salud sexual y reproductiva y en la respuesta frente al VIH/Sida, el hecho de ser activista va más allá de su condición como joven con VIH, se trata de entender el pensamiento colectivo que debido a múltiples causas, nubla el juicio de lo que significa el “buen vivir” y nos aleja de ideas equitativas, sostenibles y sustentables, es por esta circunstancia, que trabaja directamente con actividades encaminadas a la educación, a la incidencia pública y política.

Manifiesta que los jóvenes constituyen la generación de relevo y, por lo tanto, tienen un gran papel en todas las áreas de desarrollo.

Actualmente es miembro de la Red Latinoamericana y del Caribe de Jóvenes Positivos, y a nivel nacional forma parte del equipo del Instituto de Juventud del Estado Mérida y de la Sociedad Wills Wilde

12 Commentarios

Click aquí para publicar un comentario

Responder a SERGEI FLOWERS Cancelar respuesta

  • ES MUY IMPORTANTE ESTAR BIEN INFORMADOS Y NUNCA OLVIDAR QUE CUANDO SE TIENEN RELACIONES SEXUALES CON ALGUIEN QUE TIENE VIH O SIDA, EL RIESGO DE INFECTARSE SIEMPRE SERA MAS ALTO, AUNQUE LA CARGA VIRAL SE ENCUENTRE INDETECTABLE. YA QUE INDETECTABLE NO QUIERE DECIR QUE EL VIRUS DEJO EL ORGANISMO DEL HUESPED, SINO QUE SE ENCUENTRA CONTROLADO O ESCONDIDO EN LOS SANTUARIOS O RESERVORIOS.

    ASI QUE MAS VALE PROTEGERNOS Y CUIDARNOS PARA NO SER UNO MAS EN LAS ESTADISTICAS. BUEN DIA.

  • Independientemente o no que la carga viral esté indetectable se sigue corriendo el riesgo de infectarte por VIH, es decir que ni único que sigue separado una persona del VIH es el uso correcto y consistente del condón

  • Hay unos irresponsables que afirman que ser indetectable significa que “no tienen” y “no transmiten” el virus. Eso es absolutamente falso, el virus está en la sangre, lo tienen y lo pueden transmitir, pues son indetectables porque los aparatos que lo detectan, son incapaces de encontrarlo.
    (comentario editado)

  • Creo que deberían revisar algunos estudios, entre ellos, PARTNER, donde en el seguimiento de varias parejas serodiscordantes que no utilizaron preservativo durante un intervalo de varios años registraron un total de 0 transmisiones (el VIH se transmite, no se contagia). En este estudio se permitían personas con una carga viral de hasta 200 copias/ml.
    Si una persona toma TARGA y mantiene su Carga Viral INDETECTABLE, esta persona no puede transmitir el virus.
    Hay muchas parejas serodiscordantes que han tenido hijos sin que se haya producido una infección.
    NO MANIPULEMOS LA INFORMACIÓN.
    Esto no quiere decir que si conoces a una persona y te dice que es VIH+ y su CV es indetectable te lo creas.
    Pero si tienes una pareja estable, y tú, ves como tu pareja cada día se toma su pastilla y estás al tanto de su estado de salud, relájate y disfruta del sexo.
    Por otro lado, existe la PreEP, que bajo mi opinión en caso de tener una pareja serodiscordante y tomar la decisión de no usar preservativo, es otra forma de reducir el riesgo de transmisión.
    AH! POR CIERTO! El preservativo tampoco es 100% seguro, se le otorga un 70% de reducción del riesgo, aunque utilizado correctamente sin que se produzca rotura (que ocurre, y a veces no te das ni cuenta!) es casi 100% seguro.
    Al uso de TARGA se estima una reducción del riesgo de transmisión del 96%.
    La PreEP tiene una protección superior al 90%.
    PERO sobretodo, antes de tomar una decisión, habla con tu infectólogo o el de tu pareja, él os aconsejará la mejor manera para protegeros.
    Elige la manera que mejor se adapte a ti.

  • Excelente e instructivo articulo, y excelente las opiniones de lado y lado porque la misma refleja intereses poder tener la libertad de no usar preservativo bajo la premisa de INDETECTABLE, pero a la vez el afán de algunos de no querer reconocer lo mucho que se ha avanzado, y hasta el estigma sentido de la propia comunidad. Lo interesante es el conocimiento para la tomas de decisiones a la hora de nuestras relaciones sexuales, y tener claro que es una responsabilidad de dos.

  • Este artículo vierte información no veraz y cuando menos obsoleta. Las informaciones que aporta sobre el estudio Partner sencillamente son incorrectas. Ni evaluaba sólo a parejas heterosexuales (la proporción fue 60-40 entre parejas hetero y homo), ni es cierto que sólo se reportasen ese 3% de prácticas desprotegidas (dato absolutamente inventado, pues todas las parejas mantenían sexo sin uso de preservativo una media de un año antes del inicio del estudio y así siguió siendo durante el mismo). La ampliación del estudio en el Partner2 analizó un 100% de parejas homosexuales. Incluso con un porcentaje no pequeño de confección de ITS, no se produjo ninguna transmisión de VIH entre las parejas objeto de estudio. ¿Quiere esto decir que debe dejar de usarse el preservativo como medio de prevención? Evidentemente NO. Existen otras ITS además del VIH de las que protegerse. Pero por favor, no manipulemos la información científica que existe hasta la fecha. Recomiendo encarecidamente al autor de este artículo que lo retire o lo actualice según los últimos estudios científicos constatables.

    • Estimado Josué.
      En efecto, los estudios posteriores a este artículo evidenciaron que si una persona es indetectable, entonces no se transmite.
      Eso eliminaría el riesgo en el caso de las relaciones sexuales.
      Para el caso de los niños, de todas maneras se debe proveer el tratamiento para los recién nacidos expuestos.
      De todas maneras, es importante, continuar con la promoción del uso del condón y otras medidas de prevención, por un lado, porque no todas las personas que viven con VIH conocen su estado y, por otro, para prevenir la transmisión de otras infecciones.

  • Saludos, soy el creador de este artículo. Debo informarles que este artículo ya está desactualizado, lo escribí en el año 2014 cuando aún los estudios científicos sobre I=I (indetectable=intransmisible) no eran concluyentes, por eso le di una mirada crítica ante los vacíos que dejaba la evidencia científica. No obstante, actualmente la evidencia es clara y ya está REcomprobado que una persona con VIH con carga viral indetectable es incapaz de transmitir el virus, hay 3 estudios importantes sobre esto ya concluidos y que se complementan: hptn 052, partner y opposites attrack.
    Por otro lado me retracto en torno a una afirmación que hice, la responsabilidad del uso del condón NO es compartida, es individual, es un derecho humano la libre autodeterminación sobre nuestros cuerpos, así que si decidimos no usar condón esa finalmente es una decisión personal y por consiguiente, individual. Tu siempre estarás en la potestad de colocarte el condón o exigir al otro(a) que se lo ponga o no follar en su defecto si la otra persona no accede a ponérselo, pero si aun así decides follar “a pelo” esa es tu decisión, cuya responsabilidad es netamente individual.