Noticias

La partida de Manuel

El equipo de Corresponsales Clave se suma a las organizaciones internacionales y regionales y a ONUSIDA al compartir la tristeza por el fallecimiento de Manuel Da Quinta.

Después de un par de semanas de una muy dura lucha contra las complicaciones respiratorias como consecuencia del COVID-19 en un centro de salud de Buenos Aires, el sábado 12, Manuel nos dejó para descansar en paz.

Manuel trabajaba desde 2017 como asesor de apoyo comunitario y defensor de los derechos humanos en la oficina multinacional de ONUSIDA para Argentina, Chile, Paraguay y Uruguay. Manuel venía colaborando con la familia de ONUSIDA por más de veinticuatro años, sobre todo trabajando con la sociedad civil y las comunidades en el terreno. Durante muchos años Manuel presidió la asociación de trabajadores de ONUSIDA.

Manuel Da Quinta fue cofundador de UN Plus, el grupo de colaboradores de Naciones Unidas que viven con VIH.

“Nunca le faltó fuerza para defender los derechos humanos y el liderazgo de las personas que viven con el VIH y de las poblaciones más vulnerables al sida, como las lesbianas, los gays, los bisexuales, los transexuales y los intersexuales, los migrantes y los refugiados, los trabajadores del sexo, los pueblos indígenas y los jóvenes. Manuel siempre representó la esencia de la misión y la visión de ONUSIDA, la razón por la que todos nosotros nos levantamos cada día para cumplir con nuestras obligaciones y nuestro propósito”, afirma un comunicado de ONUSIDA por el fallecimiento de Manuel.

Comenzó su activismo en 1990, incorporándose a ONUSIDA en 1997. En el 2005, fue cofundador de UN Plus, el grupo de colaboradores de Naciones Unidas que viven con VIH.

Desde su rol en ONUSIDA, Manuel nunca fue un diplomático, sino un activista y feroz defensor de los Derechos de las comunidades, lo que provocó muchos cortocircuitos dentro y fuera de las Naciones Unidas. Pero, como con otros colaboradores del Programa Conjunto, en los espacios de lucha él era tratado como un colega y par por la sociedad civil. En cada proyecto ha dejado su marca.

Con sólo 59 años, por su situación de salud, como la de miles de personas en la misma ciudad, debía haber sido vacunado hace meses. Sin embargo, vivía en un distrito bonaerense donde la edad es el único criterio para la vacuna a las personas con VIH y otras afecciones diversas y aún más graves.  Dos días antes de su cita para vacunarse, apareció la fiebre, lo que hizo que su inmunización fuera postergada por los síntomas de la infección por COVID-19.

Manuel Da Quinta junto a Clarisa Brezzo y Carlos Passarelli.

Si su residencia hubiera sido un poco más allá, en otra provincia (u otro país), probablemente se hubiera vacunado como muchas personas con VIH o con comorbilidades, hace más de dos meses. Es importante notar que su enfermedad, tan agresiva, y el triste desenlace pudieron haberse evitado con una vacunación oportuna. Y este fue tema de conversación con Manuel en varias ocasiones.

Manuel lideraba el trabajo hacia la Reunión de Alto nivel en el Cono Sur organizando las primeras cuatro consultas nacionales y una mágica consulta regional con la población indígena. Nunca pasó desapercibido para trabajar, empujar iniciativas innovadoras o pelear, lo que define a los luchadores en el sistema. Su ausencia duele.

Nuestro más sentido pésame para Ricardo, su esposo, su familia y, por supuesto, para su familia elegida, el movimiento de ONUSIDA, que hoy atraviesan un duelo. Al equipo de la oficina de Buenos Aires que estuvo durante dos semanas acompañando de cerca su evolución y colaborando y a los miles de colegas que han invadido las redes sociales lamentando su partida, nuestras condolencias.

Queremos homenajearlo compartiendo con ustedes su firma de los correos, que lo pinta de cuerpo entero: “Las Naciones Unidas no fue creada para llevar a la humanidad al paraíso, sino para salvarla del infierno”.

País: Latinoamérica

Acerca del autor

Javier Hourcade Bellocq

Editor responsable de Corresponsales Clave y Representante Regional de América Latina y el Caribe | Argentina
Organización:International HIV/AIDS Alliance

Javier Hourcade Bellocq es el Editor Responsable de Corresponsales Clave y trabaja en VIH desde 1987. Fue uno de los fundadores y el primer Secretario Regional de la Red Latinoamericana de Personas Viviendo con VIH (RedLa+). Javier trabaja para la International HIV/AIDS Alliance desde 2003, primero como Oficial de Programas Senior a cargo del programa de la Alianza en Ecuador, y desde 2005 como Representante Regional para América Latina y el Caribe. Javier es miembro de la Delegación de las Comunidades de la Junta del Fondo Mundial y fue Miembro de la Junta del Fondo Mundial entre 2006 y 2009. Está basado en Buenos Aires, Argentina.

Añadir comentario

Click aquí para publicar un comentario