Noticias

Matrimonio para todos los mexicanos y mexicanas

La Suprema Corte de Justicia de la Nación de México abrió la puerta grande al matrimonio igualitario. Aunque no obliga a los Estados a derogar sus leyes, su jurisprudencia aceleraría los procesos de amparo a nivel nacional. Corresponsales Clave habló con uno de los protagonistas de un amparo en Querétaro.

La resolución de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) sobre el matrimonio en México es el resultado de la acumulación de cinco amparos solicitados a esta institución por parejas del mismo sexo que vieron obstaculizado su derecho a formalizar su unión en los registros civiles de las ciudades dónde radican. Cabe señalar que el matrimonio entre personas del mismo sexo era legal solo en el Distrito Federal, Coahuila y Quintana Roo; en los demás estados, los códigos civiles significaban barreras para estas uniones.

Los medios mexicanos señalan que la Corte Suprema suscribió en la jurisprudencia que “la ley de cualquier entidad federativa que, por un lado, considere que la finalidad del matrimonio es la procreación, o que defina a éste como el que se celebre entre un hombre y una mujer, es inconstitucional”, lo cual da pase al matrimonio igualitario.

De esta manera, la SCJN provee el argumento para resolver futuros amparos de matrimonio entre personas del mismo sexo y sienta un precedente para que los congresos estatales armonicen las leyes que restringen el matrimonio a solo un hombre y una mujer. Aunque la jurisprudencia no obliga a los congresos locales a modificar sus leyes discriminatorias, promueve un cambio cultural en el país.

Guillermo Hernández, uno de los protagonistas de la primera pareja de varones celebrada por el Registro civil de Querétaro vía amparo judicial, también considera que habrá un cambio en la mentalidad de los mexicanos.

En entrevista con Corresponsales Clave, Hernández dijo que en Querétaro el recurso de amparo es hasta ahora la ruta para el reconocimiento de derechos a las personas del mismo sexo que buscan el matrimonio. Hernández agregó que la estrategia de amparos ha sido un pilar para el reconocimiento, pero también puede ser considerado como un privilegio al estar disponible sólo para las personas que tengan los recursos para promover un amparo. Para él, el verdadero acceso al derecho al matrimonio está en modificar el Código Civil de las entidades federativas, como sucedió hace varios años en el Distrito Federal.

Hernández también enfatizó que la jurisprudencia temática sobre matrimonio igualitario de la SCJN nos da el argumento para presionar a nuestros gobiernos locales y hacer que prioricen el tema en su agenda. “Se requiere pasar de los amparos a la presión política de reconocimiento de derechos”, señaló.

Siendo el matrimonio Igualitario la entrada al ejercicio de derechos como la seguridad social entre parejas, este escenario también estimula un cambio institucional en varios niveles, hasta aspectos cotidianos como el llenado de formularios. Hernández comenta que a raíz de su matrimonio cuando llena un formulario de cualquier institución responde a preguntas de su estado civil o el nombre de su pareja.

A través de la entrevista, Hernández hizo una invitación a las parejas del mismo género a que tengan presente el recurso de amparo, y que tengan en cuenta que están ante un cambio cultural. Para él, el derecho al matrimonio no se ve acabado cuando se firma el acta de matrimonio, implica una serie derechos adquiridos que deben ser ejercidos y gozados. “Es importante vencer el miedo a la exposición al matrimonio igualitario porque es un tema que hasta ahora las personas suelen opinar y criticar a quienes lo ejercen”, concluyó.

México está viviendo un cambio cultural de reconocimiento al matrimonio igualitario. Si bien, ya la Suprema Corte da argumentos para su ejercicio, en la práctica la mayoría de las entidades federativas en México siguen teniendo leyes discriminatorias. Toda vez que las leyes de una entidad federativa se alejen de la jurisprudencia de la Suprema Corte, los amparos siguen siendo un recurso a utilizar. Es importante pensar e imaginar cómo presionar a nuestros gobiernos para que legislen a favor del matrimonio igualitario y armonicen sus leyes con los cambios que el país está viviendo.

Otras fuentes:

http://internacional.elpais.com/internacional/2015/06/15/actualidad/1434391282_348815.html

País: México

Acerca del autor

Ilsa Aguilar Bautista

Socióloga | México
Organización: Promotora en Ddeser Querétaro

Mujer Transgénero y visible como persona con VIH, tiene 23 años de edad y vive en la ciudad de Querétaro,México. Es militante en temas de género, identidades trans, VIH y Derechos Sexuales y Reproductivos. Actualmente realiza estudios de Sociología en la Universidad Autónoma de Querétaro y participa en los grupos de discusión con abordaje en género y teoría Queer convocados por el Espacio Queer.
También participa en los trabajos de la Red de Jóvenes Positivos/as de México.

3 Commentarios

Click aquí para publicar un comentario

Responder a Rodrigo Aguilar Cornejo Cancelar respuesta

  • Como bien menciona el artículo, la declaración de la SCJN constituye un gran avance en materia de derechos humanos de las personas LGBTI, sin embargo, en estados como Campeche el tema de matrimonio igualitario sigue estando rezagado; lxs legisladorxs siguen excluyendo de la agenda pública las necesidades y problemáticas que enfrenta la comunidad LGBTI. Ni siquiera hay un discurso real en torno al tema, persisten los actos discriminatorios, incluso por parte de lxs mismxs legisladorxs y el respaldo de los organismos de derechos humanos es insuficiente. Es indispensable visibilizar la importancia del ejercicio de nuestros derechos como comunidad LGBTI, y de que existan políticas públicas encaminadas al desarrollo e inclusión social de todas las personas.

  • Este artículo sintetiza claramente el alcance de la resolución de la Suprema Corte mexicana, que en muchos sectores y medios de comunicación se ha malinterpretado como la legalización del matrimonio igualitario a nivel federal. Me parece buen artículo, en el sentido de que incorpora las voces de los involucrados directamente en el tema de los amparos, dando un matiz humano al tema.

    Como punto en contra, resalto que los vínculos incluidos en el texto no resaltan del resto de las palabras, perdiéndose; y que sentí muy reiterativo lo de “cambio cultural”.

  • Efectivamente, la SCNJ por la vía de la Jurisprudencia, considera insconstitucionales los códigos civiles donde el matrimonio es limitativo a la unión “hombre y mujer”, dada la personalidad jurídica del matrimonio con el fin de la procreación.
    Dicha Jurisprudencia, es la lucha histórica de activistas visibilizando la discriminación por orientación sexual y la violencia institucional partiendo de lagunas legales o candados anticonstitucionales, sumados a creencias y estigmas sociales sobre los procesos administrativos.
    Un “Gran Paso” en lo Legal, la batalla ahora radica en el rompimiento de barreras sociales y la praxis congruente e incluyente de los Derechos Fundamentales para la comunidad LGBTTTI en México.