Noticias

“Me canso, ganso”: la fuerza de la sociedad civil por responder al VIH

EL 20 y 21 de julio, en el marco de la 10ma conferencia de IAS 2019, se llevó acabo el Foro Comunitario. En una de sus sesiones se presentaron las vicisitudes que atraviesa la respuesta al VIH en Colombia y México.

El Foro está organizado por las organizaciones de la sociedad civil global en alianza con la International AIDS Society (IAS), y es un espacio para las comunidades donde se puedan centrar las discusiones en las necesidades del contexto del VIH en las poblaciones más vulnerables, como son la crisis de Venezuela y las personas desplazadas hacia los países vecinos, así como tensa situación en México en cuanto a la sostenibilidad de la respuesta al VIH.

 

Miguel Barriga, de la Red Somos, indicó sobre Colombia que “el principal desafío frente a los migrantes venezolanos viviendo con VIH es que (su situación) se vuelva un asunto en la agenda pública, agenda social y política. Hemos trabajado por agenciar una estrategia que permita, desde el primer momento, ofrecer acciones de tipo humanitarias, de emergencia, pero también acciones políticas, acompañamiento jurídico y activación de rutas de protección social, integración socioeconómica. El principal reto es asumir esto de una manera integral”.

En este marco emergente, nuevo, es importante generar información y datos que permitan reconocer el problema del VIH en la población venezolana migrante en Colombia, información que permita contar con evidencia de la situación humanitaria y en salud de las personas con VIH/sida, esto permitirá un diálogo y una posibilidad de exigibilidad de derechos ante el sistema de salud y gobierno colombiano.

“Un elemento fundamental es el trabajo en red; es importante visibilizarlo, y (difundir) los servicios en salud que se ofrecen desde las organizaciones, ya que las mismas son el primer contacto de los migrantes venezolanos que están llegando a Colombia”, indicó Miguel.

La sesión también permitió acercar y conocer la realidad de la situación de las personas migrantes venezolanas pudiendo identificar las oportunidades y las necesidades ante los desafíos a la respuesta del VIH, como el fortalecimiento del servicio comunitario en salud, prevención y atención del VIH para migrantes como oferta continua y la relación con los servicios de salud para hacer posible las referencias y contra – referencias.

Georgina Gutiérrez, Movimiento mexicano de ciudadanía positiva.

La sociedad civil juega un rol fundamental ante estos desafíos que presenta la epidemia en un contexto de migración o pobreza; pero no parece haber sido entendido así por el nuevo gobierno de México, que ha cesado el financiamiento público a las organizaciones civiles, lo que pone en riesgo la sostenibilidad de la respuesta al VIH.

 

 

“Los primeros recursos en materia de VIH/sida en México fueron en el 2006 y surgen porque en la sociedad civil organizada, trabajando en redes, aprendimos y dijimos: ´tenemos que hacer algo juntos´. Nos juntamos en una mesa de negociación con una cámara de legisladores de ese momento, se logró el primer recurso y es ahí donde surgen los primeros fondos para la sociedad civil, que son de nuestros impuestos; el Estado no nos regala nada. Algunas personas dicen: ´hay que buenos son que hasta financiamiento nos dan´ y algunos de mis compañeros dicen ´hasta medicamentos nos dan´, no tienen noción que es un derecho”, dijo con mucho aplomo Georgina Gutiérrez del movimiento mexicano de ciudadanía positiva.

Gutiérrez enfatizó que seguirán exigiendo que se cumpla la ley que protege el financiamiento de más de cien organizaciones de sociedad civil que desde hace muchos años cubren las brechas en atención, prevención, tratamiento y vigilan de cerca el cumplimiento de los compromisos del Estado. “Me canso, ganso”, dijo en alusión a las frases usadas por el presidente mexicano.

Las organizaciones de sociedad civil a lo largo de América Latina continúa trabajando por el derecho a la salud de las personas menos favorecidas y continuarán exigiendo una respuesta oportuna y adecuada de sus Estados, que son los responsables de garantizar los derechos de todas las personas que se encuentren en sus territorios, sin importar su origen, nacionalidad o estado serológico.

País: Colombia

Acerca del autor

Dennis Castillo

Defensor de los derechos humanos de personas LGBTI | Costa Rica
Organización: Comunidad Casabierta

Nací el 05 de diciembre de 1984, soy el último de siete hermanxs. A los 14 años di los primeros pasos en el activismo al participar en organizaciones y movimientos LGBTI, en voluntariados y en temas de prevención y atención del VIH/sida e ITS. Continúo trabajando en mi empoderamiento y preparándome en la defensa de mis derechos como persona gay.
Soy de Honduras, un país violento, machista y homofóbico. En el 2012 llegué a Costa Rica, solicité refugio, el cual se me concedió debido a mi orientación sexual.
A pesar de las adversidades, mantengo un humor contagiante y una energía impulsadora. Continúo estudiando, ahora en la universidad, cursando la carrera de Administración de Empresas. A la vez soy consultor de la Organización Comunidad Casabierta y formo parte del equipo de Corresponsales Clave desde septiembre de 2015. Convencido de que las redes sociales son una ventana a la conciencia social, las uso para informarme y formar mi propia postura y crecer aprendiendo de otros contextos y culturas.
Mi condición de refugiado y mi imposibilidad de volver a mi país de origen no me ha inhibido de establecer mis metas, mis esperanzas y mis anhelos de democracia e igualdad para mi país, al cual sé que algún día volverá, en mejores condiciones y con la experiencia necesaria para hacer los cambios. Para conocer más sobre mi trabajo los invito a visita la página de la organización Casabierta: www.casabierta.org

Añadir comentario

Click aquí para publicar un comentario